h1

Toy story 3 vuelve la juguetería

junio 12, 2010
Image and video hosting by TinyPic
El jueves -un día antes que en los Estados Unidos- se estrena aquí la tercera parte de la saga, ahora en 3D. Andy se va a la universidad y debe decidir qué hacer con Woody, Buzz, Jessie y sus amigos. Pero los juguetes terminan en una guardería, regida por un oso de peluche tiránico. Los nuevos personajes -como Ken, el novio de Barbie-. Habla su director, Lee Unkrich.
ALLA VAMOS Lotso, el osito de peluche con olor a frutas, a cargo de los juguetes viejos en la guardería, marca el camino a Buzz Lightyear (que hasta baila flamenco) y Woody, encargado de salvar a sus amigos.
Para seguir leyendo, tocá el título

Toy Story 3 ¿Capítulo final?
Se estrena el jueves La esperadísima secuela con Woody y Buzz Lightyear llega en versión 3D. Andy va a la universidad y debe decidir qué hacer con sus juguetes, que van a una guardería… Los nuevos personajes.
Ante la duda, Lee Unkrich usó Twitter. El director de Toy Story 3 confesaba en una entrevista reciente que quería saber cuáles eran los juguetes que la gente más atesoraba de su infancia y con cuáles se había quedado. “Me mandaron muchísima información que me dejó en claro lo importante que son los juguetes en nuestras vidas y el lazo especial que tenemos con ellos”, dijo.
Y saber cuáles juguetes uno guarda y cuáles decide tirar es parte importante de la trama de Toy Story 3, que se estrena este jueves en la Argentina, un día antes que en los Estados Unidos.
Tras una secuencia de acción muy particular, la trama propiamente dicha comienza cuando Andy, que ya tiene 18 años, se va a a la universidad y debe sacar todo de su cuarto, que va a ocupar su ya no tan pequeña hermanita Molly.
¿Qué hacer con los juguetes de su infancia? Las opciones son varias: tirarlos a la basura, donarlos a una guardería, regalarlos, guardarlos en el altillo o llevárselos con él. Andy decidirá guardarlos en el altillo a todos menos a Woody, que quiere llevarse con él. Pero su madre creerá que la bolsa está destinada a la basura y la sacará a la calle, por lo que Woody deberá ir a rescatarlos. La banda -compuesta por Buzz Lightyear, Jessie, Barbie, el Sr. y la Sra. Cabeza de Papa, el dinosaurio Rex, el cerdito Hamm y el perro Slinky- es rescatada, pero terminará, finalmente, cayendo en una guardería. Que parece el lugar ideal, pero resultará que no es tan así cuando conozcan a los juguetes “capos” del lugar, en especial el oso Lotso, que parece inocente y dulce, pero no lo es tanto…
A quince años de la primera película de la saga, el primer largometraje de animación completamente digital, y a once de su igualmente exitosa y lograda secuela, Pixar decidió regresar a la serie para darle un cierre. “Los juguetes son unas cosas de plástico que no deberían ser importantes -agrega Unkrich-, pero de alguna manera les damos personalidades y resultan muy significativos para nosotros y nos dan seguridad en la infancia, algo que llevamos a la adultez”.
Lo curioso del éxito de la saga, admite el propio director, es que los chicos de hoy juegan poco con este tipo de juguetes clásicos, prefiriendo videojuegos o cualquier tipo de gadget tecnológico. “Antes usábamos más la imaginación contaba-. Ahora hay muchísimas cosas que compiten por la atención de los chicos: Internet, videojuegos, esto, lo otro. Es una lástima, pero es lo que hay. Así que la película habla también de cómo los juguetes clásicos se sienten un poco abandonados”.
Unkrich habló también de los miedos de enfrentar una tercera parte tantos años después de dos películas que son consideradas clásicas.
“Cuando hicimos la segunda -decíaya era un riesgo arruinar la primera, pero por suerte logramos superar ese desafío.
Hoy, esas dos películas están entre las más queridas de la historia del cine, así que nos tomamos esta responsabilidad muy seriamente.
Sabemos que hay como una maldición con las películas `número 3’ y el desafío para nosotros fue romper esa maldición y hacer una muy buena película.” Hacer Toy Story 3 tomó cuatro años y el trabajo de más de 400 artistas y técnicos para hacer la película, la primera de las tres en salir originalmente en 3D. Pero más allá de cuestiones técnicas, lo más importante para ellos fue saber qué historia contar. “El tiempo que pasó nos sirvió, ya que Andy creció y dejó la niñez. Al final de la segunda parte, los juguetes sabían que Andy, en algún momento, iba a crecer y dejarlos, y ahora vamos a poder ver qué pasa con eso, cómo los juguetes se enfrentan a esa realidad”.
Pixar ha hecho diez películas que recaudaron más de 1.300 millones de dólares sólo en los Estados Unidos, y 5.600 millones en todo el mundo, además de millones de dólares en DVDs, Blu-rays, bandas sonoras y juegos, una racha ganadora sin comparación en la historia.
Películas que, además, fueron aclamadas por la crítica y admiradas por sus nuevos desarrollos tecnológicos. Películas que gustan a chicos y a grandes por igual. El jueves llega la undécima y todo parece indicar que la racha no se va a quebrar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: